Translate other languages

Revista Espartako.cl

Temas por Categorías

Documento de Historia Nº 103. 12 de junio de 2008


Aniversario 96 del Partido Comunista de Chile

La Historia es Hoy

(El Siglo, 12 de junio de 2008)



El 4 de junio de 1912 se fundaba el PARTIDO OBRERO SOCIALISTA, Precursor del Partido Comunista de Chile. A 96 años de su nacimiento, nos hacemos eco de este valioso documento que recoge casi un siglo de luchas por una sociedad más justa e igualitaria.


4 de junio de 1912, en el local de "El Despertar de los Trabajadores", ubicado en calle Barros Arana 9, de Iquique, un puñado de revolucionarios, encabezados por Luis Emilio Recabarren fundaron el Partido Obrero Socialista, como forma de hacer frente a la falta de representatividad política de sus demandas y para disputar los espacios del poder parlamentario y ejecutivo.

Ese primer Programa establece: "El Partido Obrero Socialista expone que el fin de sus aspiraciones es la emancipación total de la Humanidad, aboliendo las diferencias de clases y convirtiendo a todos en una sola clase de trabajadores, dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes, y la implantación de un régimen en que la producción sea un factor común y común también el goce de los productos."

El Partido Comunista no es un partido “para” la clase obrera sino una organización política que se da la propia clase obrera para la defensa de sus intereses de clase y para ser instrumento de su liberación. No es posible, por tanto explicar su nacimiento sino por el surgimiento del proletariado en nuestro país.

Finalizado el proceso de la Independencia (1810-1818) que rompió la dependencia del sistema colonial español, Chile conquista el derecho a comerciar con el país que desee. Vende plata y cobre a Inglaterra. Y esto es el comienzo de importantes cambios en nuestra organización económica social.

Hacia 1850, existen 30 mil obreros. Entre 1879 y 1883 se desarrolla la Guerra del Salitre, llamada presuntuosamente "del Pacífico" por la historia oficial. En ella las tropas chilenas vencen a las peruanas y bolivianas. Pasan a formar parte de nuestro territorio las provincias de Tarapacá y Antofagasta, que pertenecieron a Perú y Bolivia, respectivamente. Se incorporan a la clase obrera de Chile los trabajadores que laboraban en las salitreras, que eran unos 4.500 y serán 40 mil hacia 1912.

Entre 1883 y 1899 se contabilizan unas 90 huelgas obreras. Pero, a pesar de esa combatividad, en el siglo XIX el proletariado no supera su calidad de "clase en sí" (tiene existencia real), no alcanzando aún la categoría de una "clase para sí", pues carece de conciencia de clase, no tiene claro su papel histórico y no cuenta con organizaciones sindicales y políticas de clase.

Sin embargo, desde el término de la Guerra del Salitre, experimenta un significativo desarrollo. En 1890 surge la primera organización obrera: "La Unión es Fuerza", en la región de Tarapacá, que aún no es sindicato, pero sí un importante paso hacia una entidad de ese tipo.

En 1892 ocurren dos hechos relevantes: comienzan a llegar a Chile las ideas marxistas, especialmente las expresadas en el "Manifiesto del Partido Comunista" de Carlos Marx y Federico Engels, y el 1 de mayo de ese año se conmemora por primera vez en el país el Día Internacional de los Trabajadores.

Hacia 1900 Chile tiene una población de casi 3 millones de habitantes, de los cuales 250 mil son obreros. Ese año surge la primera Mancomunal de Obreros de Chile, fundada en Iquique el 21 de enero, que agrupa a los trabajadores de la provincia de Tarapacá. El aparecimiento de las Mancomunales, marca el inicio de una etapa de grandes movimientos huelguísticos, caracterizados no sólo por la masividad y combatividad, sino por el decisivo apoyo solidario de clase que tenían. Son reprimidos y aplastados por terribles masacres, como la masacre contra los obreros marítimos en Valparaíso, en 1903; contra los pobladores de Santiago, en 1905; de la Plaza Colón de Antofagasta, en 1906 y la de la Escuela Santa María de Iquique, el 21 de diciembre de 1907.


La aparición de Recabarren


Militante del Partido Demócrata, única organización política popular en esa época, Recabarren es el gran educador de masas y su principal instrumento formador son los periódicos. Está convencido de que el conocimiento de la realidad apura la conciencia y se dispone a la titánica tarea de sembrar de periódicos populares los principales centros de trabajo obrero. En 1899 funda "La Democracia". En 1903 viaja a Tocopilla, contratado por la Mancomunal de ese puerto para que funde y dirija un periódico. En octubre de ese año, aparece "El Trabajo", órgano de prensa de la Mancomunal de Obreros de Tocopilla.

En 1906 es elegido Diputado por Antofagasta, cargo del que sería despojado arbitrariamente casi enseguida. Por esos días, es condenado a 541 días de cárcel, acusado de ser dirigente de la Mancomunal de Tocopilla y escribir en su periódico. Para eludir la injusta condena, viaja y Argentina y se establece en Buenos Aires, donde trabaja en una imprenta y participa en el movimiento sindical y en el Partido Socialista argentino.

Cuando sabe de la masacre de la Escuela Santa María de Iquique, escribe varios artículos en "La Vanguardia", periódico del PS argentino, que son reproducidos por "La Voz del Obrero", de Taltal. En uno de estos, aparecido el 13 de enero de 1908, plantea le necesidad de ir a la creación del partido revolucionario de la clase obrera chilena.

Retorna al país a fines de 1908. Es detenido y permanece ocho meses en la cárcel. En Iquique funda "El Despertar de los Trabajadores", el principal de los once periódicos que creara y el que se mantuvo más en el tiempo.

A los periódicos se suman los grupos de teatro, charlas, discursos, folletos, libros, conversaciones personales, para educar, unir y organizar a la clase obrera. Es el principal factor subjetivo en la transformación de ésta en una "clase para sí"


El Partido Obrero Socialista


En el acta de la sesión fundadora del POS, publicada por "El Despertar de los Trabajadores", se mencionan 27 nombres, agregando: "y varios otros amigos".

La nómina de estos es: Luis Emilio Recabarren, Presidente; Enrique Salas, Vicepresidente; Néstor Recabarren, Secretario; Ruperto Gil, Secretario; David Barnes (ciudadano ecuatoriano), Tesorero; Nicolás Bretón (ciudadano español), delegado; Teresa Flores, la única mujer participante en la fundación; Vicente Olivos, José Francisco García, Luis Figueroa, Ladislao Córdova, Juan Álvarez, Elías Lafertte, José del Carmen Aliaga, Carlos A. Martínez, Salvador Barra Woll, Miguel Carrasco, L. Zabala, J. Faúndez, E. Jorquera, L. Vargas, E. Díaz, D.M. Agüero, R. Olivares, E. Corbetto, Véliz y A. López.

Los "varios otros amigos", podrían ser: Julio Arredondo, Gregorio Salinas, Emilio Alvarado, Facundo Castro, Ignacio Salinas, Eleodoro Rodríguez y Vicente Cortez. Estos son citados por varios autores , como participantes en la reunión fundacional.

Dos años después comienza la Primera Guerra Mundial, en que se enfrentan dos bloques de países imperialistas. Los dirigentes de la Segunda Internacional, a la que estaban adheridos los partidos socialistas, entre ellos el POS, traicionan los principios del internacionalismo proletario y llaman a los trabajadores de los países en guerra a defender sus patrias.

Ante ello, los partidos socialistas se dividen y los sectores revolucionarios, constituyen nuevas entidades y adoptan el nombre de partidos comunistas.

Sólo dos partidos no se dividen, por compartir en su conjunto las posiciones revolucionarias: el de Lenin y el de Recabarren.

El 1 y 2 de mayo de 1915 en su Primer Congreso, el POS ratifica el Programa y los Estatutos publicados en 1912, condena a la guerra mundial como imperialista y repudia la actitud de los dirigentes de la Segunda Internacional.

El 7 de noviembre de 1917 triunfa la Revolución Socialista en Rusia. En marzo de ese año, se reúnen en Moscú representantes de los partidos revolucionarios convocados por Lenin y, el 4 de ese mes, fundan la Internacional Comunista, conocida también como Tercera Internacional o Komintern.

El 25 de diciembre de 1919, en una convención realizada en Concepción, se funda la FOCH, Federación Obrera de Chile. Su nacimiento está indisolublemente ligado al POS y su lucha por la organización de los trabajadores en todos los planos. Eran los tiempos en que junto al carné del POS, se entregaba el de la FOCH y viceversa. En 1920, se efectúa en Antofagasta el II Congreso del PC y se designa a Recabarren, preso en la cárcel de Tocopilla, candidato a la Presidencia de la República. Otra resolución es saludar y solidarizar con la Revolución Rusa.

El 25 y 26 de diciembre de 1920, tiene lugar en Valparaíso el Tercer Congreso. Su principal resolución, propuesta por Recabarren, es adherirse a la Internacional Comunista y, de acuerdo a una de las 21 condiciones exigidas para el ingreso, cambiar el nombre de POS por el de Partido Comunista de Chile. El 6 de marzo de 1921, son elegidos Luis Emilio Recabarren y Luis Víctor Cruz diputados comunistas, cargos que comienzan a ejercer en mayo de ese año.

El 3 y 4 de junio, durante el primer Gobierno de Arturo Alessandri Palma, tropas del Regimiento Esmeralda de Antofagasta, el Séptimo de Línea, junto a Carabineros, perpetran la masacre de la Oficina Salitrera de San Gregorio, donde son asesinados alrededor de 100 trabajadores.

El 1 y 2 de enero de 1922 se celebra en Rancagua el IV Congreso. A partir de ese momento se adhiere a la III Internacional, que lo aceptará como "partido simpatizante" hasta 1928, para luego ser miembro con todos sus derechos. Es ahí donde adopta el nombre de Partido Comunista de Chile. Sólo cambia de nombre. Continúan sus 2 mil militantes, siguen sus dirigentes, se mantiene igual Programa, Estatutos y forma orgánica.

En diciembre de 1923, se efectúa en Chillán el V Congreso. En él se aprueba un nuevo Programa y nuevos Estatutos, cuya redacción – tal como las anteriores- es encabezada por Recabarren.

En el Vl Congreso, realizado en Viña del Mar el 18 y 19 de septiembre de 1924, una fracción antipartido, que actuaba desde hacía algún tiempo en Santiago, aprovechando la falta de información que sobre ella existía en el resto de las secciones del país, logra elegir cuatro de los siete miembros del CEN. Deja, intencionalmente, en la minoría a Recabarren, quién rechaza públicamente esta designación. Además, plantea la elección de un nuevo CEN, a través de la votación directa de todos los militantes de las secciones del país. La proposición es acogida. La votación se lleva a cabo el 13 de diciembre y en ella son elegidos siete dirigentes consecuentes. Uno de estos, Recabarren, no llegó a saber los resultados, pues sólo se conocieron después de su muerte.

Son las 7 de la mañana del viernes 19 de diciembre de 1924. En Santa Filomena N° 195, barrio Recoleta, se escuchan disparos. En la pieza de Recabarren, el maestro yace en el suelo, muerto. La noticia vuela, nadie cree en el suicidio. Todos piensan en un asesinato. La FOCH y el PC designan una comisión investigadora. Llegan a la conclusión que se autoeliminó.

El domingo 21 de diciembre de 1924, una gigantesca e impresionante multitud lo acompañó hasta su última morada. Sus obras, sus luchas, su ejemplo no murieron. Siguen viviendo. Serán siempre banderas de lucha para quienes como él, han elegido el hermoso y difícil camino de contribuir a la liberación de la humanidad de la explotación y la injusticia.

El 4 de junio de 1925, soldados del Ejército, utilizando cañones, masacran a los trabajadores de la Oficina Salitrera La Coruña. Son asesinados alrededor de 2.500 pampinos. Gobierna Arturo Alessandri Palma.


Amplias alianzas


Se puede afirmar sin temor a equivocarse que la historia del PC es la historia de las grandes alianzas populares, de las construcciones amplias en pos de objetivos centrales y sentidos, aunque muchas veces ellas tarden en fructificar.

Nunca el Partido Comunista aún en los casos en que ha sido fuerza mayoritaria en una coalición, ha condicionado su política de alianzas a la adhesión irrestricta a sus postulados o al apoyo de un candidato de sus filas sino a objetivos principales sujetos a los intereses de la clase trabajadora.

En las elecciones presidenciales que culminan el 24 de octubre de ese año, el PC construye una amplia coalición en que participan obreros, profesionales, comerciantes e industriales, en torno a la candidatura del médico del Ejército, José Santos Salas, quién reúne 80 mil votos.

El 25 y 26 de diciembre de 1925, se celebra el VII Congreso Nacional del PC. En él se discute la estructura orgánica y los métodos de funcionamiento del Partido. Para superar esta situación, se designa una comisión con la tarea de elaborar nuevos estatutos, que deben estar listos en 1926.

El proceso de "bolchevización" del PC, es decir, de adoptar una organización y métodos de trabajos modernos, leninistas, culmina -a lo menos teóricamente- en el VIII Congreso Nacional, realizado en Santiago el 1 y 2 de enero de 1927.

Este importante Congreso acuerda dividir las secciones en células, crear Comités Locales y Regionales, transformar el CEN en Comité Central, con mayores atribuciones y autoridad. Adopta, además, el método del centralismo democrático. En esta tarea, la Internacional Comunista presta una valiosa ayuda.

Al poco tiempo de efectuarse el VIII Congreso, Carlos Ibáñez, Ministro del Interior de Emiliano Figueroa, inicia la represión contra el PC. Esta se hace más violenta al comenzar la dictadura del propio Ibáñez, en mayo de 1927. Se persigue con saña a la FOCH y al PC.

Prevalece entonces la visión leninista de combinar la lucha legal con la ilegal. El CC llama a formar un amplio frente contra la dictadura, que cae el 26 de julio de 1931, mediante un potente movimiento democrático. En ese momento, el PC ya se ha estructurado -en las difíciles condiciones existentes- como un partido leninista. Apenas derrocado el régimen ibañista, el PC celebra, el 28 de julio, una Conferencia Nacional. Se reestructura el CC, el que designa a Carlos Contreras Labarca como Secretario General.

En julio de 1933 tiene lugar en Santiago una Conferencia Nacional del PC, en que se aprueba una nueva línea política, la de la Revolución Democrático-burguesa. Su objetivo, unir a todos los sectores democráticos para enfrentar y derrotar a los tres principales enemigos de Chile y su pueblo: el imperialismo estadoudinense, el latifundio y la oligarquía nacionales.

A comienzos de julio de 1934, carabineros perpetran en el Alto Bío Bío la masacre de Ránquil. Cientos de campesinos, que resisten el despojo de sus tierras, son asesinados. Gobierna Arturo Alessandri, que reprime también a la FOCH y a los estudiantes universitarios en Santiago.

Llevando a la práctica su política de Revolución Democrático-burguesa y el acuerdo del VII Congreso de la Internacional Comunista, celebrado en 1935, de unir a los partidos de izquierda para oponer una barrera de contención al fascismo, el PC de Chile realiza enormes esfuerzos para constituir un bloque de partidos democráticos. Logra éxito: el 26 de marzo de 1936 nace en Santiago el Frente Popular formado por el PR, el PS, el PD y el PC. La dirección la tiene el PR, controlado por la burguesía.

Otro importante aporte del PC, con su consecuente política unitaria, es la fundación de la Confederación de Trabajadores de Chile, CTCH, en un congreso de unidad sindical realizado el 25 y 26 de diciembre de 1936, al que concurren sindicatos afiliados a la FOCH y a otras dos centrales sindicales controladas por el PS. Esta segunda central clasista se incorpora al Frente Popular.

El 25 de octubre de 1938, triunfa el candidato del FP, el radical Pedro Aguirre Cerda, que derrota al ex Ministro de Hacienda de Arturo Alessandri, Gustavo Ross Santa María. Es la primera vez que gana la presidencia un candidato de la izquierda.

El Gobierno de Pedro Aguirre Cerda se inicia el 24 de diciembre de 1938. Dura menos de tres años, pues el 25 de noviembre de 1941, fallece el Presidente. Su gobierno fue democrático, el primero en que el movimiento obrero y el PC no son perseguidos. Fue progresista, puso las bases de la industrialización-con la creación de la CORFO- y de la electrificación del país-con la fundación de ENDESA. Dos entidades estatales, fundamentales en el progreso de Chile.También se dio gran impulso a la educación, especialmente técnica, profesional y minera.

Durante esta administración se celebra el XI Congreso Nacional del PC, efectuado entre el 21 y el 23 de diciembre de 1939, que exigió "Cumplir con el Programa del Frente Popular", saliendo al paso a elementos del FP que planteaban dejar de lado lo prometido al pueblo en las elecciones de 1938. El 31 de agosto de 1940, aparece el primer número del periódico El Siglo.

Entre el 26 de diciembre de 1941 y el 1 de enero de 1942, se realiza el XII Congreso Nacional del PC. Este evento llama a todos los sectores democráticos del país a defender la patria del peligro del fascismo, a través de un amplio movimiento de Unión Nacional y de sumar fuerzas en torno de un candidato único que se oponga a Carlos Ibáñez.

Una vez más obtiene éxito en sus objetivos unitarios. A comienzos de 1942 se constituye la Alianza Democrática, formada por los partidos del ex Frente Popular, más la Falange Nacional y sectores liberales. Su candidato, otro radical, Juan Antonio Ríos, triunfa en las elecciones presidenciales del 1 de febrero de 1942.

Su Gobierno, iniciado el 1 de abril, adopta dos importantes medidas en política exterior: rompe relaciones con el Eje, es decir, con los países gobernados por los fascistas, que desataron el 1 de septiembre de 1939 la Segunda Guerra Mundial (Alemania, Italia y Japón) y establece relaciones con la Unión Soviética.

El 10 de junio de 1943, se autodisuelve la Internacional Comunista. El 8 de mayo de 1945 finaliza la Guerra en Europa con la rendición incondicional de Alemania, luego que tropas soviéticas tomaron Berlín.

Del 8 al 15 de diciembre de ese año, se lleva a cabo el XIII Congreso Nacional del PC. Se discute y se adoptan medidas contra desviaciones de "izquierda" y de derecha surgidas en el Partido y se plantea la necesidad de impulsar la Revolución Demo-crático-burguesa, a través de un combativo movimiento de Unión Nacional.

El Presidente Ríos, gravemente enfermo, hace abandono de su cargo el 17 de enero de 1946. Asume el mando de la nación en calidad de Vicepresidente, el radical reaccionario, Alfredo Duhalde. A mediados de enero de 1946, los obreros de las oficinas salitreras Humberstone y Mapocho, declaran una huelga. El Gobierno de Duhalde, les anula la personalidad jurídica a ambos sindicatos. La CTCH protesta por la medida y convoca a una concentración en la Plaza Bulnes para el 28 de enero. Concurre gran cantidad de manifestantes.

La policía provoca y balea a los trabajadores indefensos. Seis son asesinados, entre ellos una joven comunista, dirigente del Comité Regional Santiago: Ramona Parra. Muchos quedan heridos.

En el ámbito político, el PC -luego de pacientes esfuerzos- logra reconstruir la Alianza Democrática, que levanta la candidatura de un tercer radical, Gabriel González Videla. Este triunfa en las elecciones del 4 de septiembre de 1946. El PC acepta la invitación de incorporarse al Gabinete con Ministros. El 31 de octubre, el Comité Central resuelve remover del cargo de Secretario General a Carlos Contreras Labarca, quien ocupará la cartera de Ministro. Lo reemplaza el profesor normalista Ricardo Fonseca Aguayo.


Una traición


En 1946 se inicia el Gobierno de González Videla y, por primera vez en la historia de Chile, hay ministros del PC. El 6 de abril de 1947 hay elecciones municipales. El PC se transforma en la tercera fuerza política del país. Ello asusta al imperialismo y a la reacción criolla. Persionado, González Videla obliga a renunciar a los ministros comunistas.

El 4 de octubre, los mineros del carbón inician una huelga demandando mejores salarios. González Videla aprovecha ese movimiento sindical, para montar una farsa: la presenta como el primer capítulo de un complot del comunismo internacional en su contra. Los huelguistas son reprimidos salvajemente. El 21 de ese mes, comienza la persecución contra el PC.

Cientos de sus dirigentes y militantes son detenidos, encarcelados y relegados al campo de concentración de Pisagua o a otros lugares.

El 3 de septiembre de 1948, se promulga la mal llamada Ley de Defensa de la Democracia, que el pueblo llamó "Ley Maldita", contra el PC. Se borra a 40 mil ciudadanos de los Registros Electorales, se exonera a los comunistas que laboran como profesores, ferroviarios y otras reparticiones del Estado. El Siglo es censurado y deja de editarse públicamente el 14 de julio de 1948, reapareciendo el 10 de septiembre de 1949, con el nombre "Democracia".

Los trabajadores son masacrados en varias ocasiones, cuatro comunistas mueren a causa de ser relegados a Piragua.

Pero el PC y las Juventudes Comunistas luchan en las difíciles condiciones de la clandestinidad. El 21 de julio de 1949 fallece Ricardo Fonseca, Secretario General del PC. Lo reemplaza en ese puesto Galo González Díaz, obrero del rodado.

La traición de González Videla contribuye a que madure en el PC la convicción de no participar en coaliciones en que la burguesía sea la fuerza hegemónica, como lo fueron el Frente Popular y la Alianza Democrática

Las posiciones sobre una nueva política de alianzas del PC son compartidas por Salvador Allende y sus camaradas del Partido Socialista de Chile (PSCH) la parte más pequeña de las dos en que se divide el PS El 13 de noviembre de 1951 nace el Frente del Pueblo constituído por el PC, el PSCH y otras pequeñas agrupaciones El domingo 25, proclaman la candidatura presidencial de Salvador Allende.

En las elecciones del 4 de septiembre de 1952 triunfa Carlos Ibáñez, obteniendo 432.920 votos. Allende ocupa el cuarto y último lugar, con 51.984 sufragios. El 25 de octubre, cuando el traidor aún está en La Moneda reaparece "El Siglo". El 3 de noviembre, finaliza el "tiempo de la infamia" y comienza el Gobierno de Ibáñez, en medio de las ilusiones de amplios sectores populares.

El PC y otros sectores progresistas prosiguen su acción unitaria. Y logran éxito. Entre el 12 y el 16 de febrero de 1953 se realiza en Santiago el Congreso Constituyente de la CUT. Dos mil trescientos cincuenta y cinco delegados, representando a 952 organizaciones sindicales, se reúnen en el teatro Coliseo. Allí acuerdan darle el nombre de Central Única de Trabajadores de Chile, CUT, a la nueva central clasista, que nace oficialmente el 12 de febrero de 1953.

Hasta comienzos de mayo de 1954, Ibañez tiene una actitud paternalista con el movimiento obrero. A partir de ese momento lo persigue. Aplica la Ley Maldita, reabre el campo de concentración de Pisagua. Sus principales víctimas son comunistas, socialistas, dirigentes sindicales.

El PC continúa su labor unitaria. Gracias a sus esfuerzos y los de Salvador Allende, nace el Frente de Acción Popular, FRAP, el 28 de febrero de 1956. Lo forman el PC, el PS de Chile, el PSP, el P. del Trabajo, el PD de Chile y el PD del Pueblo.

En abril de 1956, tiene lugar en el balneario de Cartagena, el XIV Congreso Nacional del PC. Se aprueba allí un nuevo Programa, que señala como objetivo la Liberación Nacional: unir a todos los sectores democráticos del país, en torno a la clase obrera, para derrotar a los enemigos del pueblo de Chile, a través de un Gobierno que nacionalice las riquezas básicas, lleve a cabo una profunda reforma agraria y estatice bancos y grandes industrias.

El domingo 3 de marzo de 1957, hay elecciones parlamentarias. El FRAP obtiene 26 de 147 diputados.

A fines de ese mes se inician grandes acciones contra las alzas en Valparaíso y en Santiago. El Gobierno desata la represión. En Valparaíso es asesinado un manifestante. En Santiago, el 1 de abril, es asesinada la joven comunista Alicia Ramírez; el 2, tropas del Ejército salen a reprimir al pueblo en la capital. Víctimas de sus balas de guerra mueren más de 20 manifestantes. En la madrugada del 3, agentes de la policía política de Investigaciones asaltan, destruyen y saquean la Imprenta Horizonte, del Partido Comunista. Otro tanto realizan en las oficinas de "El Siglo".

El 8 de marzo de 1958, fallece Galo González Díaz, Secretario General del PC. Lo reemplaza en ese cargo Luis Corvalán Lepe.

El 27 se constituye el Bloque Democrático que tiene por meta derogar la Ley Maldita y realizar un saneamiento de la democracia, objetivo que reúne a los más diversos sectores. El 31 de julio, el Parlamento aprueba la derogación, que es promulgada por el Presidente Ibáñez el sábado 2 de agosto.

Así el Partido Comunista vuelve a ser un partido legal, derecho que ya antes había conquistado en la calle.

El 4 de septiembre hay elecciones presidenciales. Triunfa Jorge Alessandri Rodríguez. Salvador Allende, candidato del FRAP, ocupa el segundo lugar, con 33 mil votos menos que el ganador. Antonio Zamorano, el "cura de Catapilco", un candidato populista levantado y financiado por la derecha, obtiene 41 mil sufragios, casi exactamente lo que se requería para un triunfo popular.


Hacia un gobierno popular


Del 13 al 18 de marzo de 1962, tiene lugar el XVI Congreso Nacional del PC. Allí se plantea como tarea de los comunistas crear las condiciones para avanzar hacia un Gobierno Popular. El 19 de noviembre, en los marcos de un paro nacional contra las alzas, el Gobierno de Jorge Alessandri perpetra nueva masacre. Esta vez en la Población José María Caro. Su saldo es de seis asesinados y dos heridos muy graves.

En las siguientes elecciones presidenciales, en Septiembre de 1964, alertada por el alza en las movilizaciones y en el apoyo electoral a las fuerzas populares, la derecha resuelve en los hechos volcar su votación en el candidato democratacristiano Eduardo Frei Montalva, quien promete un revolución en libertad y cuyo programa incluye temas similares a los levantados por la candidatura de Salvador Allende, pero sin tocar los intereses privados y de las trasnacionales extranjeras. Allende vuelve a ser segundo, ahora por una diferencia mayor. El 3 de noviembre se inicia el gobierno de la DC, que en su programa electoral ha ofrecido llevar a cabo en Chile una "Revolución en Libertad".

Entre el 10 y el 17 de octubre de 1965, se desarrolla en Santiago el XVII Congreso Nacional del PC. Caracteriza el gobierno democratacristiano y señala que su oposición frente él, será de principios, de masas y no ciega. Es decir, apoyará lo que beneficie al pueblo y rechazará lo que lo perjudique. Además, se plantea el desafío de ganar las masas que han sido conquistadas por el PDC.

La CUT juega un importante rol organizando, dirigiendo las luchas y educando a los trabajadores. Un ejemplo de la madurez alcanzada por éstos es el V Congreso Nacional de la CUT, realizado en Santiago del 19 al 24 de noviembre de 1968, en el que están representados 700 mil trabajadores, bajo la consigna de: "Unidad para los cambios".

El 9 de octubre de 1969, se constituye la Unidad Popular, UP. Del 23 al 29 de ese mes, el Partido Comunista efectúa su XVIII Congreso Nacional, con el lema de "Unidad Popular para conquistar un Gobierno Popular".

La de 1970 es la campaña presidencial más corta de la izquierda chilena. Se inicia el 22 de enero, con la proclamación de la candidatura de Salvador Allende por la UP. Pero es una campaña a la ofensiva, en que lo electoral se une con la lucha por la solución de los problemas del pueblo. El 4 de septiembre de 1970 triunfa en las urnas Salvador Allende. Obtiene la primera mayoría relativa: el 36,3 Los comunistas, llevando a la práctica las resoluciones de su XVIII Congreso Nacional, entregan un aporte decisivo para que se alcance esa victoria popular. El sábado 24 de octubre, el Congreso Pleno, con los votos de la UP y del PDC, proclamó a Salvador Allende Presidente de la República por el período 1970-1976.


Gobierno de la Unidad popular


El Gobierno Popular es la hasta ahora más grande conquista del movimiento obrero chileno. Es el período de mayores avances económicos, sociales, políticos y culturales para el país y el pueblo. Gracias a los cambios revolucionarios impulsados, Chile conquista su independencia económica, a través de la nacionalización del cobre, el hierro, el salitre y otras empresas que estaban en manos del imperialismo estadounidense. Termina con el freno que significaba el latifundio, al erradicarlo totalmente, con una profunda reforma agraria. Acaba con el dominio que la oligarquía financiera ejercía sobre nuestra economía, al estatizar la banca y otras cien empresas que estaban en su poder.

Un paso muy significativo lo constituye la creación del área social de la economía, propiedad de todos los chilenos, que en 1973 llega a controlar el 33% de la producción nacional.

El Gobierno Popular lleva adelante una política internacional digna y soberana. Una de sus primeras medidas es restablecer las relaciones con Cuba, el 13 de noviembre de 1970, sólo diez días de haber llegado Allende a La Moneda. Los cambios económicos se traducen en un mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores. La cesantía baja de un 6,3% en el Gobierno de Frei Montalva a un 3%. Los salarios reales crecen en un 66%. Se entrega previsión social a 725.000 chilenos y se crean consultorios de salud en el campo y barrios populares.

Durante el Gobierno Popular, los trabajadores tienen una efectiva participación en la marcha del país. Es el único Gobierno en que hay ministros obreros. En total son 19 las instancias de participación.

La CUT juega un importante rol. El 8 de diciembre de 1970 se firma un Compromiso CUT-Gobierno Popular.

La Central Unica realiza, entre el 8 y el 12 de diciembre de 1971, el Vl Congreso Nacional que aborda con responsabilidad sus derechos y deberes en ese período. Acuerda elegir, por votación directa, el 30 y 31 de mayo de 1972, su Consejo Directivo Nacional. En esas elecciones los trabajadores entregan un amplio respaldo a la UP, el 67,19% de los votos. La primera fuerza es el PC, con el 32,64% de los sufragios.

El Partido Comunista participa, con ministros en el Gobierno de Salvador Allende. También tiene Intendentes y Gobernadores. Estos y otros funcionarios de la administración, dan muestra de probidad, capacidad y honradez. El Comité Central realiza varios plenos para estudiar la mejor manera de acuerdo a las circunstancias, de resolver los problemas y aportar al desarrollo exitoso del Gobierno Popular. Todo el Partido se la juega por el cumplimiento del Programa de la UP. Se opone tenazmente a los intentos de los ultraizquierdistas de dentro y de fuera de la coalición de dejar a un lado ese Programa. En este sentido, coincide con la visión de Allende, al PR, y una parte del PS.

El PC se pone al frente de la batalla de la producción y de los trabajos voluntarios en apoyo al Gobierno. Dedica grandes esfuerzos a movilizar a las masas, encontrando buena acogida entre los trabajadores. Una prueba de ello, es la alta votación recibida en las elecciones de la CUT de fines de mayo de 1972.

El imperialismo y la reacción criolla no descansan en sus intentos de derribar el Gobierno Popular. El Comité 40, encabezado por Kissinger, planifica, dirige y financia múltiples acciones contrarrevolucionarias. Una de éstas es el paro sedicioso de Octubre de 1972. El Ejército, encabezado por el Comandante en Jefe, el general Carlos Prats, sale al paso a los intentos de crear el caos en ciudades y caminos. El Gobierno actúa con serena firmeza: Allende forma un nuevo Gabinete, donde participan ministros de la UP, de la CUT y de las Fuerzas Armadas. El general Prats es designado Ministro del Interior. Este Gabinete mete en cintura a los sediciosos. El paro termina.

Derrotado ese intento la oposición se plantea otra meta: el "golpe blanco". Consiste, en obtener una alta votación en las elecciones parlamentarias del 4 de marzo de 1973, logrando así la mayoría necesaria en el Congreso Nacional para derrocar "legalmente" a Salvador Allende. También fracasan. La UP logra el 43,9% de los votos, superando el 36,3% obtenido el 4 de septiembre de 1970.

El PDC presenta, el 22 de agosto de 1973, un proyecto de acuerdo declarando ilegal al Gobierno Popular. La mayoría conformada por la derecha y la DC en la Cámara de Diputados lo aprueba. El sector fascista del Ejército maniobra y logra la renuncia, el 23 de agosto, del general Carlos Prats a sus cargos de Ministro de Defensa y de Comandante en Jefe del Ejército. En este último cargo, lo reemplaza Augusto Pinochet.

Son dos pasos decisivos hacia el golpe. No bastaba un golpe militar "tradicional". Símbolo de ello es el bombardeo de La Moneda. Innecesario desde el punto de vista militar, fundamental para imponer el terror. Pero hay más. El golpe fue fascista, no sólo por la extrema violencia que se dio, sino también porque su objetivo no era sólo reemplazar un gobierno por otro, sino introducir cambios profundos y estructurales tanto en la economía como en todos los ámbitos de la vida nacional, para lo cual era indispensable barrer con las conquistas que había forzado el movimiento popular en décadas de lucha y aniquilar físicamente a las organizaciones y dirigentes que, estaban ciertos, las defenderían hasta su último aliento.

El 11 de septiembre de 1973, el Presidente Allende cae defendiendo la democracia y la revolución chilena.


La transición pactada y la lucha por la democratización


El imperialismo logra imponer una salida a la dictadura de acuerdo a sus intereses. La salida pactada en Chile, significó el reemplazo del gobierno de la dictadura, por otros, cuya principal función, determinada por los amarres impuestos por Pinochet, es administrar el modelo económico y social impuesto a sangre y fuego.

Ha cambiado el gobierno, pero se mantienen inalterables el modelo económico neoliberal, la concepción de las fuerzas armadas, la Doctrina de la Seguridad Nacional y su comandante en jefe; así como el poder judicial y el control por la reacción -que cada día es mayor- de los medios de comunicación de masas. Sigue imperando la Constitución fascista de 1980, las leyes laboral y electoral.

El golpe y la dictadura fascista tienen por objeto cambiar a Chile. La política económica en favor del país y de la inmensa mayoría de la población que llevó adelante el Gobierno Popular es reemplazada por el modelo neoliberal, basado en la privatización y desnacionalización de empresas estatales y en entregar mayores beneficios a los empresarios nacionales y extranjeros.

En vez de una política social en favor de los trabajadores, se impone la superexplotación de la mano de obra. En la práctica es eliminada la jornada de ocho horas. Se incorpora en forma masiva al proceso productivo a la mujer, al joven e incluso a los niños. Surgen los temporeros, que suman no menos de 300 mil y los subcontratados, más de 100.000, se hace común el trabajo domiciliario; todas formas de superexplotación del asalariado.

Se desarrolla considerablemente el sector terciario (comercio, finanzas, servicios),que concentra el 48% de la población económicamente activa, en comparación del 32% que se emplea en el sector secundario (industria, construcción, transporte, electricidad) y el 18% dei sector primario (agricultura, pesca y minería).

El peso social de los trabajadores disminuye también como consecuencia del considerable debilitamiento de la organización sindical. Esto es consecuencia directa de la represión de la dictadura y de su legislación laboral. Los trabajadores sindicalizados son apenas el 13,7% de la fuerza de trabajo La dictadura cambia también la conciencia social. Amplios sectores de trabajadores pierden su conciencia de clase, el espíritu de solidaridad clasista, su combatividad. Son ganados por el consumismo, el egoísmo, la apatía, el conformismo, el apoliticismo. Otro tanto sucede con vastos estratos de jóvenes.

El derrumbe del socialismo en Europa desata una profunda crisis en el movimiento revolucionario mundial. Sobreviene un período de reflujo, que es aprovechado por la burguesía par lanzar una feroz arremetida . Muchos partidos, incapaces de resistir la avalancha, sucumben. Faltos de una real base marxista-leninista, claudican de los principios revolucionarios y se transforman en reformistas, en renovados, para adaptarse a un capitalismo que aparece como vencedor e invencible.

En Chile ocurre esto con todos -o casi todos- los antiguos aliados del PC, que juntos crearon la Unidad Popular y participaron en el Gobierno de Salvador Allende, teniendo como meta el socialismo, quienes ahora aceptan convivir con el neoliberalismo y los otros amarres dejados por la dictadura.

Estos hechos golpean fuertemente al PC y lo sumen en una crisis. Pero a diferencia de los partidos que dejan de ser revolucionarios, no claudica de sus principios e identidad: levanta con fuerza las banderas del marxismo-leninismo, reafirma su objetivo socialista y su condición de partido de la clase obrera chilena.

Para superar la crisis, juega un importante rol la Conferencia Nacional, efectuada en Santiago, entre el 29 de mayo y el 2 de junio de 1990. Allí se resuelve terminar el internismo en la discusión e ir hacia las masas, lo que no quiere decir -subraya Volodia Teitelboim- que el debate se cierre.

A pesar de todos los pesares, el PC sigue vivo y actuando sobre la realidad. La defensa de los intereses de los trabajadores choca diametralmente con la conducción del gobierno y en noviembre de 1991, pasa a una oposición democrática de izquierda.

El objetivo principal que tiene por entonces es la conquista de cambios reales en favor de la democratización del país.

El 28 de junio de 1992, hay elecciones municipales. Encuestas y comentaristas "objetivos" daban al PC menos del 1% de los votos. Los resultados causan sorpresa: el MIDA obtiene más de 420.000 sufragios, alcanzado el 6,67% de la votación; el PC, el 5,19%.

Una Conferencia Nacional del PC, efectuada los días 2, 3 y 4 de abril de 1992, discute y aprueba nuevos Estatutos.

El 11 de diciembre de 1993, se efectúan elecciones parlamentarias y presidenciales. Para esta última el PC levanta como pre candidata a Gladys Marín, pero luego entrega su apoyo al sacerdote Eugenio Pizarro, quien obtiene el 4.69% de los votos . Para las parlamentarias, la lista Alternativa Democrática de Izquierda recibe el 6,38% de los sufragios. Y dentro de ella, el Partido Comunista logra el 4,98%.


La vigencia del Partido Comunista


En 1994 tiene lugar el vigésimo Congreso del PC, con la participación de miles de militantes, las asambleas de células, los Congresos Comunales y Regionales y más de 400 delegados, bajo la consigna "¡A luchar, hay un mundo que cambiar!".

El Informe del Comité Central es leído por Volodia Teitelboim y tiene por titulo "El imperativo de la Revolución Democrática".

El XX Congreso entrega al Partido un nuevo Programa, que viene a reemplazar al elaborado en 1956 y plantea como el objetivo para esta etapa la Revolución Democrática. También se aprueban nuevos Estatutos.

Se elige un nuevo Comité Central, que designa como Secretaria General del PC a Gladys Marín, la primera mujer a la cabeza del Partido.

El partido Comunista se consolida después de la dura experiencia fascista, y reinvindica su política de defensa de los intereses populares y de los trabajadores, luchando por terminar con los enclaves pinochetistas y avanzar hacia una profunda democratización de la sociedad chilena.

En 1994 tiene lugar el vigésimo Congreso del PC, con la participación de miles de militantes, las asambleas de células, los Congresos Comunales y Regionales y más de 400 delegados, bajo la consigna "¡A luchar, hay un mundo que cambiar!".

El Informe del Comité Central es leído por Volodia Teitelboim y tiene por titulo "El imperativo de la Revolución Democrática".

El XX Congreso entrega al Partido un nuevo Programa, que viene a reemplazar al elaborado en 1956 y plantea como el objetivo para esta etapa la Revolución Democrática. También se aprueban nuevos Estatutos.

Se elige un nuevo Comité Central, que designa como Secretaria General del PC a Gladys Marín, la primera mujer a la cabeza del Partido.

El partido Comunista se consolida después de la dura experiencia fascista, y reinvindica su política de defensa de los intereses populares y de los trabajadores, luchando por terminar con los enclaves pinochetistas y avanzar hacia una profunda democratización de la sociedad chilena.

En el año 2000 la presidenta del PC, Gladys Marín postula a la presidencia de la República, siendo la primera mujer en ser candidata a tan ilustre cargo.

Para las siguientes elecciones municipales, en el año 2004, el afán unitario del Partido Comunista por construir una alternativa al neoliberalismo, había sido decisivo en la conformación de una nueva alianza que por primera vez desde el fin de la transición, lograba reunir a la mayor parte de las fuerzas extraparlamentarias en una alianza social y política que se denominó Juntos Podemos Más, que logró un histórico 9, 2 % que llenó de esperanzas a las fuerzas populares y que se mantuvo en las elecciones parlamentarias y presidenciales pasadas en un programa, lista parlamentaria y candidatura presidencial común.

A pesar de la exclusión y del sistema electoral binominal, que impide una verdadera representación de la voluntad popular, el Partido Comunista continúa su lucha por los principios que Recabarren planteara desde su fundación y que no son otros que poner fin a la explotación para felicidad de todos y todas.

Bajo la conducción de la Compañera Gladys Marín primero, y después de su muerte en el 2005, de los compañeros Guillermo Teillier como presidente y Lautaro Carmona, como secretario general, el PC da diario testimonio de su vigencia y de su compromiso con el pueblo, avanzando hacia la convergencia que haga posible la conquista de un Gobierno Democrático, Nacional y de Justicia Social, con la Unidad y la Lucha del Pueblo.



Historia del Movimiento Social chileno
- Biografía de Francisco Bilbao (1823-1865)

- El Retorno de Bilbao

- El motín de la Carne (1905)

- A 100 años de la Masacre de Santa María de Iquique (1907)

- Consideraciones a 100 años de la Matanza de Santa María (1907)

- Aniversario 96 del Partido Comunista de Chile (04-06-1912)

- Uno de los problemas de la cuestión social en Lota (1915)

- La Asamblea de Alimentación Nacional (1919)

- La Guerra de Don Ladislao y el Proceso a los Subversivos (1920)

- La Matanza de San Gregorio (1921)

- El oficio de mentir para reprimir. Inauguración de "El Soviet" (1921)

- El vuelo del Avión Rojo (1930)

- Manifiesto de los Revolucionarios (04-06-1932)

- La Junta de Gobierno al país (05-06-1932)

- El Plan Lagarrigue. Programa económico de la Rep.Socialista (1932)

- Los 30 puntos de Acción de la Rep. Socialista (1932)

- "El Siglo" revolucionó el periodismo de esa época (1940)

- 2 y 3 de abril de 1957. El pueblo, ese gigante dormido

- J. M. Varas: Recuerdos del 2 de abril del 57

- Los 50 años de la Democracia Cristiana (28-07-1957)

- Declaración de Principios del MIR (1965)

- Programa de Gobierno de la Unidad Popular (1969)

- El MIR y el resultado electoral (1970)

- Discurso de Allende al triunfar la elección presidencial de 1970

- La "Chilenalización": Un tímido paso (11-07-1971)

- El Saludo del Pdte. Allende al Partido Comunista (02-01-1972)

- Discurso de Allende a los universitarios de Guadajalara (1972)

- Discurso de Miguel Enríquez en el Teatro Caupolicán (1973)

- La Operación militar del 11 de septiembre de 1973

- El Último Mensaje del Pdte. Allende al Pueblo (11-09-1973)

- El 11 en la Embajada de Cuba (11-09-1973)

- Pinochet y el Milagro de cuento de hadas de Chile (1973-1989)

- La Guerra Preventiva: Denuncia y Coraje (Oct-1973)

- El Último día de Miguel Enríquez (05-10-1974)

- Miguel Enríquez, Jefe Revolucionario (05-10-1974)

- Aniversario Rojo y Negro. Miguel Enríquez (05-10-1974)

- Villa Grimaldi. La voz de los Sobrevivientes (1975)

- Brigada Lautaro. Con Inyecciones de Cianuro (1976)

- Caso COVEMA. El Juego del Comprahuevos (1980)

- Atentado a Pinochet. Una acción que cambió la historia (1986)

- Dago Pérez: Una Llama que flamea (2003)

- En Chile hace falta un partido socialista (2007)

- Centenario del presidente mártir. Salvador Allende 1908 - 2008 (2008) 1

- Centenario del presidente mártir. Salvador Allende 1908 - 2008 (2008) 2

- M. Granovsky. 33 mineros atrapados. El Sueldo de Chile (2010)

- H. Menéndez. 33 mineros atrapados. Un grave error (2010)

- Imágenes





www.Espartako.cl Ciencias Sociales y letras

Creada en octubre de 2000 - 21 de Febrero de 2024 (Miércoles), Santiago, Chile

Sitio optimizado para verse en una resolución 1024x768
Licencia Creative Commons


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International.