Translate other languages

Revista Espartako.cl

Temas por Categorías

Documento de Historia Nº 082. 19 de mayo de 2004


por Luis Emilio Recabarren

La tierra y el hombre

("El Proletario", Tocopilla, 04 de abril de 1905)

 


Luis Emilio Recabarren Serrano en la cárcel, junto a su abogado


Como queda demostrado, la propiedad que hoy alegan los caballeros de Chile, tiene su origen en el despojo, en el robo.

¿Es justo que este estado de cosas continúe eternamente? Claro que no.

¿Cómo cambiar este orden de cosas basado en la inmoralidad?

Uniéndonos todos los despojados, todos los robados, con el propósito de, obligar a los, ladrones a poner la tierra en común, para que sea propiedad de todos, y sus productos den beneficios a todos.

Hemos dicho que los habitantes que Colón encontró en estas tierras eran hombres, que los llamaron indios por el atraso en que vivían; los primeros colonos que llegaron harían esclavos y con el hambre de ambiciones que esos colonos burgueses llegaban, se apropiaron también de los indios y los sometieron a la más cruel esclavitud, según lo dicen Barros Arana, Luis Orrego Luco y otros burgueses, que no se ruborizan al comprobar en los datos históricos el origen de sus riquezas de hoy.

Los esclavos españoles se confundieron con los esclavos criollos de estas tierras y los hijos que nacieron del enlace de estas dos razas son hoy los que siempre se han llamado rotos chilenos.

En tanto las familias burguesas que formaban la colonia española en Chile, también tenían hijos que a no dudarlo han sido engendrados y nacidos bajo la misma ley humana que los esclavos.

Los hijos de estos burgueses españoles y de algunos otros extranjeros que se radicaron por acá empezaron a constituir la burguesía feudal chilena, si bien en aquella época se consideraban españoles.

También debemos recordar que España hizo de Chile no sólo una colonia de su reino para la gente más o menos honrada, sino que también una colonia penal a donde enviaba expatriados a criminales y ladrones que se venían con sus familias.

En tres siglos de desarrollo de estas razas se creó en Chile una población nacida aquí más numerosa que la extranjera.

Los esclavos eran también numerosos, descendientes todos ya, de indios chilenos y esclavos españoles.

Todas las autoridades de aquella época eran nombradas por el rey de España y venían directamente desde allá a ocupar sus puestos. De las contribuciones que se cobraban a los habitantes de la colonia, por obligación se debía enviar al rey de España la quinta parte, que se llamaba en aquella época "el quinto del rey".

Pero llegó un momento en que los burgueses chilenos se aburrieron de soportar autoridades extranjeras que no siempre estaban en paz con ellos y encontraron pesado y molesto la entrega del quinto del rey que consideraban más justo y natural que quedara en el país. Bajo el ambiente de estas ideas se preparó el plan de la revolución que debía dar vida independiente a la llamada colonia de Chile.

Para hacer la revolución los burgueses chilenos reunieron algún dinero, y para hacer frente a los soldados del rey, compraron armas y armaron a sus esclavos y sirvientes con los cuales formaron batallones. Para que estos nuevos soldados tuvieran algún entusiasmo para la guerra, los halagaron ofreciéndoles abolir la esclavitud y dejarlos libres para que ellos trabajaran como quisieran.

Continuaremos con este tema.


Luis E. Recabarren S.
Tocopilla, 1904.

 





Vida y Obra de Luis Emilio Recabarren




www.Espartako.cl Ciencias Sociales y letras

Creada en octubre de 2000 - 21 de Febrero de 2024 (Miércoles), Santiago, Chile

Sitio optimizado para verse en una resolución 1024x768
Licencia Creative Commons


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International.